La cristalería, su distribución en la mesa

  • Las copas, junto con los platos y los cubiertos forman el grupo de elementos indispensables para disponer en una mesa

Herramientas

Participa

  • 1 Punto 2 Puntos 3 Puntos 4 Puntos 5 Puntos


  • Cerrar

 

Compartir

  • technorati

  • Facebook

  • meneame

  • wikio

Foto  quinn.anya  Cristalería.

La cristalería, su distribución en la mesa

Si algo destaca en una mesa por su belleza, por su forma y por su brillo es una buena cristalería. Unas copas elegantes y de cristal transparente son la mejor "joya" con la que puede contar una mesa bien puesta, bonita y vistosa.

Una cristalería ayuda a remarcar la elegancia de una mesa. Si organizamos una celebración formal, debemos elegir una cristalería de estilo clásico, vidrio transparente y formas tradicionales. En las cristalerías más modernas es, en ocasiones, difícil distinguir cuál es la copa de agua o de vino, por sus formas y tamaños tan "originales".

Si no tenemos una cristalería completa, al menos deberíamos tener en nuestro armario: copas de agua, copas de vino y copas de champán. Dependiendo del tipo de cristalería que tengamos las piezas que puede contener son muy variadas: desde copas de jerez a vasos de whisky, pasando por copitas para licor, copas para vermú -vermouth-, etc. También es posible ir completando nuestro armario comprando juegos sueltos de este tipo de copas y vasos. Siempre tratando de seguir una misma línea, si los vamos a utilizar al mismo tiempo.

"La cristalería mejor de vidrio transparente"

El cristal debe estar siempre muy limpio y reluciente (una limpieza de las copas con una mezcla de agua y vinagre nos asegura un cristal impecable). Cuidado con los cambios de temperatura bruscos, pueden quebrar alguna de las copas.

Las copas las tenemos que colocar delante del plato, en la parte superior, en paralelo al borde de la mesa. Ligeramente separadas del plato, unos dos o tres centímetros, para no chocar con el plato. Tampoco las debemos colocar muy alejadas del plato, dificultando que el comensal llegue a ellas con cierta comodidad.

La copa no es un servilletero. No debemos meter nunca la servilleta en la copa. A un lado del plato o encima de él.

No es muy adecuado colocar más de tres o cuatro copas en la mesa, por cuestiones de espacio, y para no "complicar la vida" a nuestros invitados.

 

Buscar contenido relacionado...

Buscar en La mesa Poner y decorar la mesa saberestar.com


Contenido Relacionado

¿Te ha gustado?

Facebook

Google +

 


Preguntas con Respuesta